Spot Aparición Stma. Virgen de la Cabeza.

sábado, 23 de julio de 2011

Romería en Julio.


Se acerca el día de tu romería, María, Señora Morena. Se acerca el día en el que la imagen de nuestra Virgen de la Cabeza volverá a salir a nuestras calles y volverá a pasar por delante de nuestras casas.

Y nos estamos preparando para esto. Llegamos de varios lugares para celebrar el XXV aniversario de su Coronación canónica, para estar con ella. Una vez más se van a hacer realidad las palabras de María del evangelio: “Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el poderoso ha hecho obras grandes en mí”. Una vez más nos preguntaremos, asombrados: “Yo no sé que tiene mi virgencita de la Cabeza, que de todas partes viene la gente sólo por verla.”
Yo no sé que tiene, que nosotros, como Juan Bautista en el vientre de su madre, saltamos de gozo cuando la vemos, y como su prima santa Isabel le decimos: ¿Quién soy yo? “¿Quién soy yo para que venga a mi la Madre de mi Señor?”
Yo no sé que tiene, que en u mundo en el que la gente piensa cada vez menos en Dios, ella sigue estando presente en la vida de tantas y tantas personas. Muchas veces será sólo un vago recuerdo, un echarle una mirada a un cuadro o a una estampa suya...¡Pero ahí está!
Yo no sé que tiene, que siempre que nos acercamos a su bendita imagen; interiormente sentimos una paz y un sosiego que son difíciles de expresar. Una paz que llena el alma de gozo, de alegría; una paz que nos ayuda a sentir a Dios más cerca de nosotros.

Y podríamos hacernos muchas más veces esta pregunta: “Yo no sé que tiene”, y seguiríamos sin encontrar una respuesta exacta al interrogante; y nuestra única conclusión volvería a ser: “Yo no sé que tiene mi virgencita de la Cabeza, que de todas partes viene la gente sólo por verla”.
Y la vemos aquí: reluciente, hermosa; como la mujer que nos presenta el libro del Apocalipsis: “Vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”; del mismo modo que le cantamos en el Himno grande: “Miradla aquí, radiante de hermosura, bella cual sol que en el oriente brilla”, que le cantamos a “nuestra Madre, "la Reina de esta villa”.
Han pasado ya 25 años desde que Monseñor José Antonio Infantes Florido coronó canónicamente la imagen de nuestra Morenita. Coronar canónicamente una imagen de la Virgen María, es un reconocimiento de la Iglesia a una devoción; un reconocimiento a que esa imagen de la Virgen María mueve a los fieles hacia un amor sincero y a una fuerte e intensa devoción hacia ella.

Pero el hecho de que la imagen de la Virgen de la Cabeza esté coronada canónicamente, no debe quedarse sólo en un motivo de orgullo para nosotros, sus devotos, que lo es; sino que tiene que ser un estímulo a perseverar, a profundizar en nuestro amor y devoción hacia ella. Y nuestra devoción, ya lo sabéis, será plena y verdadera cuando cumplamos en nuestra vida su mandato: “Haced lo que Él os diga”, cuando seamos, como ella, dichosos por escuchar la palabra de Dios y cumplirla.

Y notaremos que nuestra devoción hacia ella será verdadera cuando espontáneamente brote de nuestro interior la alabanza a Dios, como le brotó a María: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador”.
Hace 25 años, la devoción popular coronó a nuestra Madre Morenita con una corona de oro.¿Con qué vamos a coronar hoy nosotros a nuestra Madre? ¿Con qué? Pues con coronas de fe y devoción agradecidas. Con coronas de confianza y de amor. Trabajando por transmitir y propagar la devoción hacia ella.

Estos día especiales volveremos a felicitar a nuestra Madre, a nuestra Virgen de la Cabeza, como un nuevo mes de mayo, porque el poderoso ha hecho obras grandes en ella. Y la felicitaremos como lo han hecho las generaciones que nos han precedido; y le diremos cantando que estamos ahí “para decirte mil veces: ¡ay que guapa, que guapa eres; para decirte mil veces: guapa, y bonita la Morenita”. Esa es nuestra forma de felicitar a María, pero os vuelvo a insistir: que esa felicitación y esos piropos tienen un fundamento; que tiene que ser el evangelio; el buscar llevar una vida cristiana en condiciones: es una tarea difícil, muy difícil; pero la devoción a la Virgen María cobra ahí su sentido: en querer superarnos día a día, en querer se cada día mejores.
Nuestra devoción a la Virgen de la Cabeza, a nuestra Morenita, se caracterizará porque buscaremos día a día hacer la vida agradable a los demás; en que lucharemos día a día por hacer un Rute mejor, un pueblo unido, que será de ese modo la verdadera corona de la Virgen de la Cabeza, una corona que relucirá mucho más que el oro.
Permitidme terminar estas reflexiones con un poema que le escribí a la Virgen allá por el año 2003.
Qué tienes, Virgen Morena, que inspiras tal devoción?. Pues sólo con mirarte nos robas el corazón. ¿Qué tendrá tu bendita imagen que resulta cautivadora? Que se imprime en nuestras almas y contemplamos a toda hora. Virgen de la Cabeza,lo digo con el corazón: ¡Eres la Reina del cielo! más grande que tú, ¡sólo Dios!

Escucha a este tu pueblo,
que fervoroso, fuerte grita:
¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!
¡VIVA LA MORENITA!

By.- R,C

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La Virgen de la Cabeza y su Real Santuario.

Curiosidades

* Nuestra Virgen de la Cabeza posee cuatro coronas, cada una de ellas con su correspondiente corona para el Niño Jesus.La mas antigua de ellas es la que le regalo Juan de Piedra en el año 1788, es de plata en estilo imperial.Le sigue en antigüedad la donada por Agustina Mangas en el año 1872, es también en estilo imperial dorada.En el año 1953, Maria Susana Ariza le regala otra corona, que le es impuesta el 10 de mayo de ese año por el Canónigo ruteño D. Jose Torres Molina, para esa efemérides se confecciono un trono de claveles blancos.La corona es de estilo imperial con aureola.Posteriormente, en el año 1986 Francisco Martinez le regala la corona con la que el Obispo de Córdoba, Jose Antonio Infantes Florido la corono canónicamente.

* El regalo mas pintoresco que se ha puesto en la Mesa fue un burrito (de carne y hueso por supuesto).


* El recordado "Pacorro" fue cohetero de la Virgen durante mas de cincuenta años.

* Antiguamente el Hermano Mayor ofrecía a los hermanos de varal, una vez terminada la procesión de la mañana, una comida consistente en Borrego con patatas, que se preparaba en la fabrica de Anis Machaquito.Por supuesto no podían faltar varias arrobas de aguardiente y de vino.

* En el siglo dieciocho era costumbre contratar a un grupo de "gitanos" para que cantaran delante de la Virgen en su procesión.

* En el año 1948 se contrato una pirotecnia distinta a la que se venia contratando habitualmente y los cohetes eran tan malos, que ni poniéndoles gasolina ardían.

* Durante muchos siglos el viaje a la Romería de Andujar se hacia a lomos de caballerías, cuando llego la locomoción mecánica, se inicio la costumbre de acudir en camiones, y cuando llegaron a Rute los primeros autocares se emplearon estos para ir a la Romería.Estos autocares pertenecían a la Empresa Sanchez, y eran los mismos que cubrían la linea Rute-Lucena, por lo tanto mientras que los autocares estaban en la Romería se interrumpían los viajes entre Rute y Lucena.

* Durante mas de veinte años, acompaño en sus dos itinerarios a nuestra Virgen de la Cabeza la Banda de Cornetas y Tambores del Tercio Móvil de la Guardia Civil de Sevilla.Este acompañamiento se convirtió en una tradición, hasta que por una orden gubernamental este acuartelamiento se desmantelo y por consiguiente la Banda desapareció.


* Salida extraordinaria.- Con motivo de la guerra con Marruecos mando el Obispo Juan Alfonso Albuquerque Berión, sacar en procesión de rogativas a las imágenes que mayor devoción y culto recibieran en cada localidad saliendo en Rute nuestra Morenita el día 18 de Diciembre de 1859.

Nos cuentan las leyendas.......

Según cuenta la leyenda, una noche al volver los hermanos de cantar la aurora, se dispusieron a oír la Santa Misa, por aquellos tiempos era costumbre cubrir el camarin de la Virgen con un velo cuando no había culto, pues el llano estaba de tierra y así se impedía la entrada de polvo.Cuando tiraron de la cuerda, vieron que el velo no subía, entraron al camarin a arreglar la avería y vieron asombrados el borde inferior del manto de la Virgen mojado y cubierto de escamas; nadie supo dar una explicación a tan extraño fenómeno.
Pasado el tiempo, unos soldados ruteños que habían vuelto de la guerra de África, contaron que una noche, cuando se dirigían en barco a tan lejanas tierras, les sorprendió una terrible tormenta,entonces acordándose de que era sábado, y la aurora de la Virgen de la Cabeza estaría en la calle, rezaron juntos a la Virgen para que les salvara de una muerte segura, de inmediato la tormenta ceso y el mar entro en calma.Fue entonces cuando los hermanos supieron dar explicación al manto mojado y cubierto de escamas.

-------------

...Una tarde al abrir el cura la iglesia, vio como la Virgen de la Cabeza se encontraba girada hacia su izquierda, mirando hacia el segundo llano, pensó que la noche anterior la Camarera hubiera subido al Camarin para arreglar algo en el vestido de la Virgen y había olvidado colocarla de nuevo mirando al frente, subió acompañado de dos monaguillos y la puso bien.Una vez finalizado este cometido, se dirigió al confesionario para atender a los fieles, observando a los pocos minutos que la Camarera de la Virgen entraba a la iglesia para oír la Santa Misa como hacia casi todos los días, se dirigió a ella para comentarle su olvido, contestándole esta que llevaba varias semanas de no subir al Camarin, asombrado el cura pensó que podían haber entrado ladrones, subieron al Camarin, a la Virgen no le faltaba nada de sus adornos, las puertas y ventanas de la iglesia estaban bien, no faltaba ninguno de los enseres de las diferentes capillas y altares.Nadie supo dar explicación de este fenómeno, y hasta el día de hoy es un misterio el porque la Virgen se giro aquella noche.

Presidentes de la Real Cofradía

En el año 1961 se aprueban unos nuevos estatutos, creándose en ellos el cargo de Presidente, desde entonces nuestra Real Cofradía ha tenido los siguientes presidentes:

- Francisco Salcedo Repullo:1961-1972
- Alfonso Cruz Ferreira:1972-1977
- Pedro Alarcon Luque:1977-1982
- Francisco Martinez Romero:1982-1986
- Francisco Ramirez Bueno: 1986-1990
- Comision Gestora: 1990-1996
- Zacarias Jimenez Jimenez:1996-2004
- David Ruiz Cobos: 2004-2008
- Manuel Caballero Dominguez: 2008-2012
- Antonio Pacheco Montes: 2012-2016
- María Victoria Cruz Molina: Actual presidenta

Según la normativa vigente de la Iglesia, el tiempo máximo que una persona puede ocupar el cargo de Presidente es de ocho años consecutivos.