La Real cofradía de María Santísima de la Cabeza Coronada de Rute.

lunes, 23 de febrero de 2015

La parroquia de San Andrés Apóstol acogerá a la Stma Virgen de la Cabeza en los actos de celebración de la Magna Mariana de Córdoba.


Los pasados días 14 y 15 de febrero tenían lugar en Córdoba una reunión entre los miembros de la Agrupación de cofradías de la ciudad y representantes de todas las hermandades que participaran en la Magna Mariana "Regina Mater" del próximo mes de junio. Durante la misma se daban a conocer las ubicaciones parroquiales dentro de la capital donde irán destinadas las sagradas imágenes de cara a los actos y a la celebración central que tendrá lugar el día 27 de junio.

Iglesia de San Andres
Nuestra Señora de la Cabeza Coronada de Rute le ha sido designada la parroquia de San Andrés Apóstol, iglesia actualmente dirigida por el párroco D. Pablo Calvo del Pozo, perfecto conocedor de la devoción que el pueblo de Rute profesa a nuestra Madre de la Cabeza al haber estado ejerciendo su labor sacerdotal en nuestro pueblo durante muchos años.

Historia de la parroquia de San Andrés Apóstol:

Varios indicios hacen pensar que esta Parroquia se estableció sobre la Basílica de San Zoilo, auténtico centro cultural en el que veneraban los restos del mártir cordobés de época romana.

Córdoba está marcada con una falsa etiqueta cultural: la de ser ciudad musulmana; reducción que ha hecho pensar que el periodo califal de la ciudad es el artífice principal de su pasado y su presente. No es así. Córdoba está asentada desde el principio sobre raíces profundamente cristianas. La invasión musulmana vino después de siglos de cristianismo profundo, sentido, verdadero auténtico, vivido y testificado por innumerables mártires. ¡Estúdiese bien la verdadera, y no partidista, historia de Córdoba!

Después de cinco siglos de invasión musulmana, con la caída del Califato, las luchas entre diversa facciones musulmanas propiciaron la Reconquista de la ciudad por Fernando III el Santo en 1236.

Aparte de otras pruebas históricas, la presencia de las Iglesias Fernandinas, entre ellas ésta de San Andrés, constituye una de las mejores muestras del enorme esfuerzo realizado para estructurar nuevamente la ciudad, y del protagonismo desempeñado por la doctrina y cultura cristianas en su conformación. Esta realidad histórica aún persiste en la Córdoba actual, incluso en cuanto a organización territorial y a la dinámica de los barrios, herederos de la configuración diseñada por Fernando III. ¡Córdoba volvía a ser cristiana, sin dejar de custodiar, recordar y cultivar cuanto de bueno le dejara la cultura musulmana! Igualmente hizo Córdoba, por ser andaluza, con todas las culturas que a ella se acercaron. Fue la “eternamente vencedora”, como la llamó D. José Mª Pemán.

Tras las capitulaciones (rendición de la ciudad sitiada), Fernando III entra en Córdoba manifestando, por encima de objetivos militares, su interés en devolver al pueblo cristiano el disfrute y la firmeza de la fe arrancada por el Islam. En 1241, el Rey entregaba el Fuero, organizando la ciudad en catorce collaciones (barrios), siete en la Villa (antigua Medina musulmana) y siete en la Ajerquía. Al frente de cada una de ellas, una parroquia asumía su tradicional responsabilidad como centro dinamizador de la vida del barrio. A esta tarea se sumaron las diversas Órdenes Religiosas que se establecían en Córdoba para desempeñar labores asistenciales, espirituales y formativas.

La arquitectura de las Iglesias fernandinas revela una singular convivencia entra la estética románica, gótica y mudéjar. Estas construcciones que, en algunos casos se realizan sobre solares de mezquitas precedentes, evidencian influencias burgalesas y cistercienses, reelaboradas con estilo propio.

En Córdoba se establece un modelo específico de edificios de tres naves sin crucero, separadas por arcadas apoyadas en pilares con columnas, con muros de sillares de piedra “a soga y tizón”, cubiertas de madera, ábsides abovedados y rosetones que acabarán convirtiéndose en símbolo de la ciudad.

San Andrés no se edificó sobre ninguna mezquita. Varios indicios aclaran que esta Parroquia se estableció sobre la Basílica visigoda de San Zoilo, un auténtico centro cultural en el que se veneraban los restos del mártir cordobés de época romana.


En esta Iglesia fue bautizado el Padre Posadas, el beato dominico, conocido como “el San Vicente Ferrer cordobés”, cuyos restos se encuentran en la Iglesia de San Pablo, entonces iglesia de los Padres Dominicos.

 De la estética medieval quedan pocos vestigios, ya que debido al deterioro del templo sufrió importantes reformas en el Barroco, convirtiendo la construcción medieval en crucero de la nueva Iglesia. De la obra original aún conserva el ábside central y uno lateral que constituye la Capilla del Sagrario.

La puerta tardogótica de la calle Fernán Pérez de Oliva, que ahora comunica con la Capilla Bautismal, era la portada principal del templo medieval. El acceso actual se realiza a través de una portada con la imagen de San Andrés, el primer apóstol que siguió a Jesús, así como el escudo del Obispo Siuri, promotor a sus expensas de la reforma barroca del templo.

D. Pablo Calvo del Pozo
El espléndido Retablo Mayor fue trazado por Pedro Duque Cornejo (autor de la sillería de coro de la Catedral) y realizado en 1753 por Teodosio Sánchez Cañada. Las esculturas son del taller de Duque Cornejo y sólo la de San Andrés parece tallada por Teodosio Sánchez. Entre las pinturas destacan la Inmaculada de Antonio Palomino y los lienzos de Juan de Peñalosa.

Una pieza muy interesante es el retablo llamado de la Asunción, obra del siglo XVI que se encuentra en la Capilla del Sagrario.

Es digna de mención la torre renacentista, inspirada en los modelos de Hernán Ruiz el Joven, al estilo de S. Lorenzo. Es muy original. Construía en ladrillo tiene un gracioso giro en la plata del segundo cuerpo, con una gran balaustrada de piedra.

Junto a esta Parroquia, en la que residían muchas familias importantes, pasa uno de los ejes principales de la ciudad antigua: el Realejo, cuyo nombre parece provenir de que aquí se emplazó el Rey Fernando III para preparar la reconquista de la Medina.

Podéis ver la relación de parroquias asignadas para acoger a las imágenes que participaran en este magno evento haciendo clik en este enlace.

By.- A,A Fuente.- Diócesis de Córdoba Foto parroquia.- Wikipedia, 
Fotografía fondo.- Ernesto Castillejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La Virgen de la Cabeza y su Real Santuario.

Curiosidades

* Nuestra Virgen de la Cabeza posee cuatro coronas, cada una de ellas con su correspondiente corona para el Niño Jesus.La mas antigua de ellas es la que le regalo Juan de Piedra en el año 1788, es de plata en estilo imperial.Le sigue en antigüedad la donada por Agustina Mangas en el año 1872, es también en estilo imperial dorada.En el año 1953, Maria Susana Ariza le regala otra corona, que le es impuesta el 10 de mayo de ese año por el Canónigo ruteño D. Jose Torres Molina, para esa efemérides se confecciono un trono de claveles blancos.La corona es de estilo imperial con aureola.Posteriormente, en el año 1986 Francisco Martinez le regala la corona con la que el Obispo de Córdoba, Jose Antonio Infantes Florido la corono canónicamente.

* El regalo mas pintoresco que se ha puesto en la Mesa fue un burrito (de carne y hueso por supuesto).


* El recordado "Pacorro" fue cohetero de la Virgen durante mas de cincuenta años.

* Antiguamente el Hermano Mayor ofrecía a los hermanos de varal, una vez terminada la procesión de la mañana, una comida consistente en Borrego con patatas, que se preparaba en la fabrica de Anis Machaquito.Por supuesto no podían faltar varias arrobas de aguardiente y de vino.

* En el siglo dieciocho era costumbre contratar a un grupo de "gitanos" para que cantaran delante de la Virgen en su procesión.

* En el año 1948 se contrato una pirotecnia distinta a la que se venia contratando habitualmente y los cohetes eran tan malos, que ni poniéndoles gasolina ardían.

* Durante muchos siglos el viaje a la Romería de Andujar se hacia a lomos de caballerías, cuando llego la locomoción mecánica, se inicio la costumbre de acudir en camiones, y cuando llegaron a Rute los primeros autocares se emplearon estos para ir a la Romería.Estos autocares pertenecían a la Empresa Sanchez, y eran los mismos que cubrían la linea Rute-Lucena, por lo tanto mientras que los autocares estaban en la Romería se interrumpían los viajes entre Rute y Lucena.

* Durante mas de veinte años, acompaño en sus dos itinerarios a nuestra Virgen de la Cabeza la Banda de Cornetas y Tambores del Tercio Móvil de la Guardia Civil de Sevilla.Este acompañamiento se convirtió en una tradición, hasta que por una orden gubernamental este acuartelamiento se desmantelo y por consiguiente la Banda desapareció.


* Salida extraordinaria.- Con motivo de la guerra con Marruecos mando el Obispo Juan Alfonso Albuquerque Berión, sacar en procesión de rogativas a las imágenes que mayor devoción y culto recibieran en cada localidad saliendo en Rute nuestra Morenita el día 18 de Diciembre de 1859.

Nos cuentan las leyendas.......

Según cuenta la leyenda, una noche al volver los hermanos de cantar la aurora, se dispusieron a oír la Santa Misa, por aquellos tiempos era costumbre cubrir el camarin de la Virgen con un velo cuando no había culto, pues el llano estaba de tierra y así se impedía la entrada de polvo.Cuando tiraron de la cuerda, vieron que el velo no subía, entraron al camarin a arreglar la avería y vieron asombrados el borde inferior del manto de la Virgen mojado y cubierto de escamas; nadie supo dar una explicación a tan extraño fenómeno.
Pasado el tiempo, unos soldados ruteños que habían vuelto de la guerra de África, contaron que una noche, cuando se dirigían en barco a tan lejanas tierras, les sorprendió una terrible tormenta,entonces acordándose de que era sábado, y la aurora de la Virgen de la Cabeza estaría en la calle, rezaron juntos a la Virgen para que les salvara de una muerte segura, de inmediato la tormenta ceso y el mar entro en calma.Fue entonces cuando los hermanos supieron dar explicación al manto mojado y cubierto de escamas.

-------------

...Una tarde al abrir el cura la iglesia, vio como la Virgen de la Cabeza se encontraba girada hacia su izquierda, mirando hacia el segundo llano, pensó que la noche anterior la Camarera hubiera subido al Camarin para arreglar algo en el vestido de la Virgen y había olvidado colocarla de nuevo mirando al frente, subió acompañado de dos monaguillos y la puso bien.Una vez finalizado este cometido, se dirigió al confesionario para atender a los fieles, observando a los pocos minutos que la Camarera de la Virgen entraba a la iglesia para oír la Santa Misa como hacia casi todos los días, se dirigió a ella para comentarle su olvido, contestándole esta que llevaba varias semanas de no subir al Camarin, asombrado el cura pensó que podían haber entrado ladrones, subieron al Camarin, a la Virgen no le faltaba nada de sus adornos, las puertas y ventanas de la iglesia estaban bien, no faltaba ninguno de los enseres de las diferentes capillas y altares.Nadie supo dar explicación de este fenómeno, y hasta el día de hoy es un misterio el porque la Virgen se giro aquella noche.

Presidentes de la Real Cofradía

En el año 1961 se aprueban unos nuevos estatutos, creándose en ellos el cargo de Presidente, desde entonces nuestra Real Cofradía ha tenido los siguientes presidentes:

- Francisco Salcedo Repullo:1961-1972
- Alfonso Cruz Ferreira:1972-1977
- Pedro Alarcon Luque:1977-1982
- Francisco Martinez Romero:1982-1986
- Francisco Ramirez Bueno: 1986-1990
- Comision Gestora: 1990-1996
- Zacarias Jimenez Jimenez:1996-2004
- David Ruiz Cobos: 2004-2008
- Manuel Caballero Dominguez: 2008-2012
- Antonio Pacheco Montes: 2012-2016
- María Victoria Cruz Molina: Actual presidenta

Según la normativa vigente de la Iglesia, el tiempo máximo que una persona puede ocupar el cargo de Presidente es de ocho años consecutivos.